Reservas de última hora: +34 952 792 935 +34 667 710 369

Conoce los pueblos de la Serranía de Ronda

Conoce los pueblos de la Serranía de Ronda
04/05/2018

Ronda es considerada una de las ciudades más bellas de España, de hecho es la tercera ciudad más visitada de Andalucía. El estar “asomada” al Tajo la convierte en una fortaleza natural desde donde disfrutar de bellos paisajes. Para los visitantes es una ciudad mágica, con sus nobles edificios y empedradas calles, llena de leyendas y curiosidades.

Ronda es una ciudad que merece la pena disfrutar sin prisas ni horarios y la mejor forma de hacerlo es a pie, ya que cada rincón es singular. Disfrutar de largos paseos por sus calles de origen árabe, visitar algunas de las bodegas que se encuentran en los alrededores o cenar con unas espléndidas vistas panorámicas son algunas de las actividades que se pueden realizar. Su gastronomía se caracteriza por su excelente calidad, gracias a una tradición cultural milenaria que mezcla diversos sabores e ingredientes de antiguas civilizaciones y un entorno natural, fuente de las mejores materias primas con los que se pueden cocinar platos sencillos pero muy sabrosos como las habas con tomate y jamón, calabazas a la rondeña y Gazpacho de la Serranía.

Para los amantes del vino, recomendamos La Ruta del Vino de Ronda, que engloba a los municipios de Ronda y Arriate con un total de 21 Bodegas.

 

Júzcar

Érase una vez un pueblo tranquilo y escondido en la serranía de Ronda llamado Júzcar, donde la monotonía se apoderaba del paso del tiempo y el paro azotaba a su juventud. Un pueblo visitado por turistas que buscaban tranquilidad y naturaleza. Pero en el 2011 su situación cambió de forma inesperada gracias a la multinacional Sony  que lo eligió como primer pueblo pitufo del mundo para el estreno de la película “Los Pitufos 3D”. Los 200 habitantes del pueblo accedieron a pintar las fachadas de sus casas blancas en azul ‘pitufo’, incluidas la iglesia, el ayuntamiento y el cementerio.  Ha sido como si le hubiera tocado la lotería al pueblo, ya que ésta acción ha puesto el nombre de Júzcar en el mapa y ha colaborado enormemente a levantar la economía del pueblo.

En cada balcón o en cada esquina se pueden encontrar muñecos o murales de la serie animada. Incluso podrás encontrar a personajes como “papá pitufo” o “pitufina” caminando por sus calles y dispuestos a retratarse contigo. Por eso, si la visita se hace con niños será más divertida.

Los fines de semana se organiza un Mercapitufo, con el objetivo de promover los productos artesanales de la zona y la gastronomía local. Una de las singulares ocurrencias del pueblo es  La Cueva de Gargamel , cuya entrada vale unos 0,5 euros. Es una idea ingeniosa de los habitantes del pueblo para sacar más provecho de la caracterización del pueblo; una casa cueva con la figura de Gargamel y un gran caldero.

En cuanto a los platos que no debes perder la oportunidad de probar son La Sopa  de la Huerta, Mistela, Borrachuelos y Las migas.

Aquí os dejamos un enlace con más detalles sobre el pueblo http://bit.ly/2EI5Xej.

 

Benalauría

¿Vistas a las costas africanas desde un lugar rodeado de montañas y bosques de pinos? Sí, es posible, desde un pueblo encantador de origen bereber llamado Benalauría.

Para comenzar una visita inmersa en historia recomendamos empezar por la iglesia de Santo Domingo de Guzmán. En su interior encontrarás imágenes de los patrones de Benalauría, Santo Domingo de Guzmán y la Virgen del Rosario, la cuál fue la única superviviente del incendio de la capilla durante la guerra civil.

Otro lugar llamativo es el Columbario Romano del Cortijo del Moro. Es un yacimiento arqueológico formado por un panteón funerario romano y junto a él se conservan los restos de una pequeña villa agrícola.

En un antiguo molino de aceite encontraremos el Museo Etnográfico de Benalauría.  En él conocerás distintos objetos tradicionales de la zona y utensilios para trabajar el campo. El museo  cuenta con un servicio de guía y una tienda con souvenirs y productos típicos del municipio.

Una de las mejores ocasiones sin duda para visitar el pueblo es durante las fiestas de Moros y Cristianos, declarada como interés nacional.

 

Genalguacil “Pueblo museo”

Genalguacil está situado al Este de la provincia de Málaga. Su estructura urbana (pueblo blanco, calles estrechas y con desnivel, fachadas blancas decoradas con flores, escaleras empinadas, fuentes y murales) es herencia de pueblo de origen árabe.

Cada dos años el ayuntamiento organiza un encuentro artístico “Encuentros de Arte” donde participan artistas de diferentes partes del mundo. A cambio de comida, alojamiento y material para la elaboración de sus obras, éstas serán incorporadas patrimonialmente al municipio y en función de su composición pasan a formar parte de la exposición del museo municipal o se quedan expuestos a la intemperie.  

Todos estos pintorescos elementos que dan encanto a Genalguacil, convierten la localidad en un auténtico museo al aire libre.

Entre los platos que no te puedes perder y que son un auténtico placer para el paladar, está el gazpacho caliente, la sopa de tomates y las chacinas. Hay otros platos  que puedes degustar durante todo el año como las riquísimas ollas serranas y los diversos potajes de garbanzos y entre las carnes, los guisos de conejo y la amplia variedad de platos y embutidos procedentes del cerdo.

 

Gaucín

Gaucín es un pueblo que se encuentra instalado al Oeste de la provincia de Málaga en el valle del Genal. Es un pueblo bello por la blancura de las casas adornadas con rejas y balcones que se adaptan a la colina y el medio agrícola que lo rodea. 

Uno de los lugares por donde se recomienda empezar la visita es el Castillo del Águila con unas increíbles vistas que te harán retroceden en el tiempo.  Antes de la entrada al castillo se Encuentra la Ermita del Santo Niño que es de bastante devoción.

En la zona urbana uno de los lugares de más destacados es la Iglesia de San Sebastián.

Dentro de su gastronomía sobresale sobre todo platos como los potajes de garbanzos, los guisos de conejo y los embutidos. Los dulces, son un punto y aparte, con los riquísimos alfajores, los roscos blancos y los suspiros.

 

Benadalid

Benadalid es otro pequeño pueblo situado en el valle del Genal. De Benadalid lo más sobresaliente es la zona urbana del municipio con sus calles singulares y su trazado morisco. Las casitas tienen ese blanco llamativo tan peculiar de los pueblos andaluces.

Los edificios con más notoriedad  ubicados en la plaza del pueblo son: El ayuntamiento y la Iglesia de San Isidro. Así mismo se puede visitar el Castillo de Benadalid en las afueras del casco urbano en cuyo interior se encuentra el cementerio del pueblo.

Otro de los puntos de interés del pueblo es El Museo del  Alambique, que fue una destilería  convertida en museo de artes y costumbres populares. En el interior del museo hay un restaurante en el que se puede degustar la gastronomía típica del pueblo, como las  tagarninas, los hinojos y las collejas, también se pueden degustar las ollas serranas y los potajes de garbanzos, y, entre las carnes, guisos de conejo y embutidos procedentes del cerdo.

La famosa fiesta de San Isidoro, celebrada en la última semana de agosto es la fiesta más  popular del pueblo. En éstas fiestas se hacen actividades centradas en los niños, la gastronomía, bailes y flamenco. Lo más interesante  es la representación teatral de moros y cristianos.

 

Jubrique

Jubrique es otro pueblo encantador de los que conforman la Serranía de Ronda. Merece  la pena ser visto sin prisas para descubrir todo lo que esconde, ya que  incluso desde un simple vistazo desde la carretera se puede apreciar la belleza que lo rodea gracias a los extensos bosques de pinos.

Se recomienda empezar por un paseo por Jubrique donde según la época del año se pueden apreciar distintos olores y colores. El edificio más importante del pueblo sin lugar a dudas es la iglesia parroquial de San Francisco de Asís. También hay otros lugares de interés como la Ermita de Santa Cruz del Chorrillo, la iglesia de San Francisco de Asis y la Ermita del Castañuelo.

Lo más destacado dentro de la Gastronomía de Jubrique son las Castañas, que son la principal fuente de riqueza económica y agrícola del pueblo estando presente por todo el término municipal.

Entre sus platos más típicos para éstos meses invernales encontramos el potaje de hinojos y el gazpacho caliente, y los platos estrella de todo el año son  las tortilla de bacalao y ajete, así como la carne de matanza y las chacinas. Si además acompañas estos deliciosos platos con una copa de vino mosto elaborado con las uvas del terreno, los platos se saborean mejor.



Volver
Política de cookies En esta web utilizamos cookies para darte una mejor navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información aquí. Continuar